La Cultura y la historia cobran vida gracias a la AR y VR en museos

La Cultura y la historia cobran vida gracias a la AR y VR en museos

Las nuevas tecnologías cada día nos asombran más, en el caso de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada, nos han acercado mucho más a las experiencias que solo conocíamos en series y películas futuristas. Imagina tener frente a ti la tumba de un antiguo faraón cuando realmente estás dentro de un museo moderno. No solo eso, puedes moverte dentro de un antiguo templo y mirar de cerca los objetos del templo aunque realmente es un salón vacío. Es la experiencia ,entre otras, que hoy ofrecen muchos museos en el mundo gracias a esta nueva tecnología.

La Realidad Virtual y Realidad Aumentada desvinculada de juegos virtuales

Antes de hablar sobre cómo los museos hacen un uso positivo, inteligente, de estas tecnologías, hay que reconocer que un logro general de mucho mérito es lograr separar la Realidad Aumentada del mundo de los juegos. No es un secreto que aunque la AR existían muchos años antes, fue el conocido juego Pokemon Go lo que dio a conocer esta tecnología para millones de personas. 

Tener ahora experiencias que representan aprendizaje, reforzamiento de contenidos escolares e historia en general, a la par de vivir una experiencia divertida sin el componente de juegos adictivos, es sin duda un paso gigantesco en el aprovechamiento de esta tecnología.

Tres experiencias mágicas en museos gracias a la AR y VR

Conozcamos tres experiencias que los visitantes de los museos que las implementaron no dudaron en calificar como “mágicas”.

Visitas a lugares antiguos: Cualquier templo antiguo puede ser recreado por especialistas a través de la realidad virtual, con solo colocarte unos visores sentirás que entras en un viejo templo egipcio y realmente podrás caminar entre los polvorientos pasillos de una pirámide y quizás, si eres valiente, acercarte a la tumba de un antiguo faraón. No temas, la Maldición de Tutankamon no forma parte de la experiencia mágica, al retirarse los lentes volverás a la realidad y sabrás que siempre te moviste en un salón vacío (o con algunos instrumentos que ayudan al funcionamiento y la experiencia ofrecida.

Vivir la experiencia de Jurassic Park: Aquel famoso filme donde los dinosaurios son revividos gracias a investigaciones y experimentos genéticos puede hacerse realidad… aumentada. Esta tecnología se diferencia de la virtual en que no requiere simular todo un escenario, no es como imaginar entrar a un lugar en el que en realidad no puedes ingresar.

La realidad aumentada usa la escena real que pisas. Por ejemplo, un museo y un salón donde están los fósiles ordenados de un triceratops. Luego, al colocar el visor de realidad aumentada (o usar una App), podrás mirar como el museo, el salón, sigue igual, mientras que el dinosaurio de pronto tiene carne, se mueve y ¡quizás tenga hambre! Este es el tipo de experiencia que se hizo famosa con Pokemon Go y ahora los amantes de los dinosaurios pueden vivirlo con sus especímenes favoritos de los antiguos habitantes de la tierra.

Entrar en tu cuadro preferido: Piensa en un cuadro, ahora imagina que caminas dentro de la escena. No es una locura, solo con colocarte los lentes de realidad virtual, puedes vivir esa experiencia en varios museos del mundo, caminar dentro de un cuadro y observar a los personajes, pasando a su lado, es algo que sin duda no podrás olvidar.

Otros usos para nuevas tecnologías

Algunos museos permiten que las personas toquen objetos valiosos, de miles de años de antigüedad y lo manipulen en su versión tridimensional. De ese modo ya no será tan difícil ganarse a los más jóvenes para estas experiencias y quizás veamos un enriquecimiento de la cultura en las nuevas generaciones a partir de estas y otras experiencias, es una apuesta necesaria. 

Share